¡Bienvenid@ a Bleach Resurrected Soul!
¡¡¡Regalos de apertura disponibles!!!
Más info aquí

Primeras cuentas:
Opción 1 (5 niveles+1ra liberación+rango+750SC): 15/30
Opción 2 (8 niveles+500SC+rango): 26/30
Segundas cuentas:

Opción 1 (3 niveles+1ra liberación + 500SC): 15/30
Opción 2 (5 niveles + 300SC): 26/30

Extra:
Arrancar (Gillian) [6/10]
Vizard (Gillian) [6/10]
LEER LAS GUÍAS Y NORMAS
HAZ TU FICHA
SIN COLOR NO SE ROLEA
AVATAR 240X420
FIRMA 500X300 MÁX.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos mensajes
Últimos temas
» Light Of Extinction [Cambio de Dominio]
Dom Mar 19, 2017 4:26 am por Invitado

» ¿Y alguien aun vive?
Lun Mar 13, 2017 3:55 pm por Zeon

» Dragon Ball Crisis Time (Afiliación Élite)
Lun Ene 23, 2017 7:54 pm por Invitado

» Solicitando ausencia
Mar Dic 06, 2016 1:37 pm por Amelia Nightray

» Entrenamiento nocturno [pasado]
Lun Dic 05, 2016 10:16 pm por Mizugame Shikkoku

» The Last Hope [Afiliación Élite]
Lun Dic 05, 2016 1:05 am por Invitado

» Tír na nÓg — Afiliación Élite // Cambio de botón.
Vie Dic 02, 2016 5:13 pm por Invitado

» ¿Viejo o nuevo amigo? [Presente | Amelia]
Vie Dic 02, 2016 4:56 pm por Johan Wolfgang

» Vivo o muerto [Pasado - Priv. Killua]
Vie Dic 02, 2016 3:58 pm por Jace Stormrage

Usuarios online
¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 25 el Miér Ene 25, 2017 5:07 am.
Staff Resurrected Soul

Morgana
Admin | MP
Perfil

Hoshi
Admin | MP
Perfil

Alba Allistar
Admin | MP
Perfil

Kendra
Admin| MP
Perfil

Björn W.
Mod Global | MP
Perfil

Ramsey W.
Mod Global | MP
Perfil

Krauz
Mod| MP
Perfil

Slash
Mod|MP
Perfil

Nathaniel
Mod|MP
Perfil

Alqueni
Mod|MP
Perfil
Créditos
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.
Foro desarrollado a partir de los servicios foroactivo. La historia, la trama principal, creaciones, guías, tramas he historias a desarrollar dentro del mismo pertenecen exclusivamente a los fundadores del foro. Cualquier parecido, copia o modificación sin consentimiento para uso en cualquier otro lugar fuera de este foro será motivo de denuncia por considerarlo plagio. Así mismo todos los personajes ficticios creados en este foro pertenecen al usuario que lo a creado y en cierta forma a la administración del foro por lo cual también será denunciable el encontrar un personaje similar en otro foro. Imágenes tomadas de Google, Deviantart, Zerochan y Pinterest. Igualmente deseamos dar créditos a KNBleachRol por ofrecernos una idea base para este foro. Diseño del foro desarrollado por Kendra que agradece a los tutoriales de Serenditipy, Source Code, The Captain Knows Best y Glintz
Afiliados hermanos
Afiliados élite
Image and video hosting by TinyPicLost SoulExpectro Patronum Seven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas Mágicas Loving Pets










Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ok, aceptaré. [Presente/Ringabel]

Mensaje por Edea Lee el Vie Sep 16, 2016 6:39 pm

¿Acaso no tenía otra opción? Ringabel siempre había sido de lo más buena persona con ella, siempre atento y también muy preocupado de cada una de las preocupaciones que tenía Edea, mientras que ella… nunca se lo había agradecido de una manera que posiblemente sea la mejor, dado a que la rubia no era de las personas tan expresivas, no era que no quisiera, pero no le salía de una buena manera, algo que lamentablemente le ponía a veces un poco mal.

Pero ahora mismo estaba decidida. Iba a invitar a Ringabel a una especie de ‘cita’ aunque sus criadas la molestaban por aquello, para Edea era simplemente una junta. Quizás no era la mejor, pero la rubia tenía la mejor intención de hacerle un día agradable. Por eso mismo pensó que la mejor manera de atraerlo ‘a la trampa’ por así decirlo menos, era con una pequeña broma. No sabía ella si Ringabel iba a aceptar venir a juntarse con ella a algo tan mínimo como una cita, así que intentaría atraerlo de alguna manera u otra.

—¡Hey Ringabel! —Gritó ella a lo largo de la mansión en donde ambos vivían. No sabía sí su voz sería escuchada por él, pero insistió gritando —¡Ringabel! ¿Estás por aquí? Necesito hablar contigo de algo urgente.

Edea no era la mejor en aquellas cosas, mientras que se encontraba en su habitación. Esperando que el rubio aceptase su llamado, su caminar la dirigió hacia la ventana de esta para poder comenzar a mirar el patio. El día no estaba tan caliente, de hecho había nieve… era tan lindo, después de todo, Edea había estado muchísimo tiempo enferma y no había podido de disfrutar de las bondades que le regalaba la tierra en sí.

Sumándole también a las tragedias. No había tenido la oportunidad de poder disfrutar a concho todo, era lamentable, en cierta manera, mientras que lo único que podían hacer en estos momentos era seguir esperando, al menos ella. Dado a que ya pronto podría hacer las cosas que nunca pudo hacer estando enferma. —¿Dónde estará este hombre? —Edea en ese sentido siempre se preocupaba muchísimo, a pesar del ‘seudo’ amor/odio que había entre ambos, Edea quería muchísimo a Ringabel, de una manera grande, no cómo amigo… de algo más, aunque ella le costase admitirlo.

Pero aun así, ella era feliz. La situación le daba muchísima felicidad, cosa que sin tomarlo en cuenta, comenzó a hablar cosas por sí misma. —Espero que acepte, tengo que agradecerle de alguna forma… ¡Aunque no sé porque me pongo roja! —Sintió el calor en sus mejillas. ¿Qué era eso? ¿Por qué estaba de aquella manera! No podía descontrolarse, tenía una reputación que defender.

▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬




avatar
Mensajes :
20

Fecha de inscripción :
08/09/2016

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Ok, aceptaré. [Presente/Ringabel]

Mensaje por Ringabel el Sáb Sep 17, 2016 12:59 am

Mirando la nada, profundamente perdido en lo hondo de mis pensamientos, yacía inconscientemente introducido en aquel resplandor que iluminaba en lo alto de aquel albino salón. En mi diestra sostenía una gran botella de agua, pues estaba agotado aunque aún podía dar mas. Un paso a la vez comencé a dirigirme hacía ella, la gran habitación dónde hace pocos minutos atrás me encontraba haciendo algunos ligeros aunque arduos ejercicios. ¿Qué estará haciendo ahora? Me preguntaba mientras asomaba los labios ante la botella para beber de ella. En verdad no dejaba de pensar en ella, en su tierna mirada, en sus dorados y perfectos cabellos, en sus labios... necesitaba ayuda. Era bastante malo, no solo para mi estado emocional sino que también era duro soportar sus rechazos fisicamente, pues la aguda y dolorosa estocada que en mi pecho resguardaba solo se hacia presente en aquellos momentos... en esos breves e insoportables momentos en los que veía reflejado en sus cristalinos ojos azules el cruel rechazo.

Con un breve suspiro dejaría todo el pesar atrás, reposando la botella en el suelo y así continuar nuevamente con los ejercicios diarios. Series largas aunque con cortas repeticiones, las suficientes como para agotar mi cuerpo y proseguir a la siguiente. Hoy tocaban algunos dedicados exclusivamente a la parte del pecho y de los biceps, ademas de la casi infinita serie de abdominales... en verdad que daba flojera hacer todo eso en un día como ese.

No era feo, tampoco debía de hacer muchas labores, ni siquiera estaba caluroso, es mas nevaba, sino que era un día inquietantemente incomodo para mi, pues debía de verla durante todo el día.. era una agonía aunque a la vez una confortable alegría. ¿Qué mas podía hacer? Había jurado servirle por mi vida y es un juramento que nunca romperé. Por ese motivo y por el echo que realmente la amaba profundamente que, tan solo el imaginar estar frente a ella y volver a ver aquel insoportable reflejo ante sus hermosos orbes, siento una vez mas como mi frágil corazón se marchita lentamente al igual que una rosa en el frío invierno.

Fue allí cuando la escuché. Su encantadora voz que gritaba mi nombre, aunque no sonaba estar en problemas, tampoco preocupada o asustada, pues desde hace un par de días que yace en cama tras una leve gripe. Era no otro mas que yo quien debía de mantenerla y cuidarla, y aunque suene algo mal, en verdad estaba agradecido por tener dicha labor pues sería capaz de saber que todas y cada una sus necesidades serían atendidas con sumo cuidado. Sin mas me lancé hacia la cocina, donde Margi, la cocinera mas anciana de la mansión, se encontraba cocinando una deliciosa y calentita sopa. - Hola Marg, ¿Cómo has estado?.... Necesito uno de esos platos.. bien lleno, lo mas rápido posible por favor..- Decía con una sonrisa en el rostro mientras me secaba con una toalla que colgaba de mi cuello el poco sudor que tenia en la frente. - Oh.. Hola Ringa.. Perfectamente, pequeña galletita.... oh, sisi.. aquí tienes.. ¿Es para Edea-Sama, no es así?- Decía con algo de ternura, pues al faltarle algunos dientes la pequeña ancianita hablaba acentuando la "sh", al mismo tiempo que me guiñaba un ojo. Ella era una de las pocas personas que conocían mis profundos sentimientos. -..Graciass..- Marcharía rápidamente hacia la habitación de la rubia tras tomar el plato de sopa y una cuchara bastante fina.

Al llegar, simplemente suspiraría, los nervios me carcomían vivo pero debía ser valiente y seguir adelante. Tres toques sobre su puerta bastaron con avisar que había llegado. -.. Aquí estoy Edea-Sama..- Tras avisar que se trataba de mi, entré. - ¿M- Me buscaba Milady?....- Decía ocultando los nervios, serio aunque siempre mantenía mi felina expresión.

▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬



Nuestros Corazones

Se entrelazarán en una apasionada melodía de amor


avatar
Mensajes :
13

Fecha de inscripción :
09/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ok, aceptaré. [Presente/Ringabel]

Mensaje por Edea Lee el Sáb Sep 17, 2016 1:40 am

Había que admitir que Edea estaba sumamente nerviosa el día de hoy. El hecho de invitar a algo, a un café helado o a un postre a Ringabel le ponía la piel de gallina. ¿Y si este no aceptaba? Claramente la relación que tenían entre ambos era esa, una que claramente había una diferencia, ella era la joven ama y el, el sirviente. Pero Edea siempre lo trató como amigo, a pesar del sinfín de veces que rechazó sus sentimientos, no porque no quisiera, sino que ella no sabía cómo manejarlo. ¡Era difícil! La personalidad de Edea siempre fue así, algo que nunca cambió con el paso del tiempo y al mismo tiempo, de los años.

Pero ahora necesitaba hablar con él, quería invitarlo… así que de una pequeña broma, extrañamente comenzó a sentirse un poco mal. ¿Quizás el frío? ¿Quizás porque su descanso de su enfermedad aún no había cesado? Eran muchas interrogantes y eso hizo enojar un tanto a la muchacha, porque no quería sentirse mal, más aún cuando su Ringabel iba a por su llamado.

No pasaron muchos segundos desde que Ringabel acudiría y entraría a la habitación de la rubia. —R-Ringabel, que bueno que viniste. —No pudo evitar ponerse feliz, aunque el sonrojo y la fiebre iban haciendo un singular rojizo en sus mejillas. Era de día, así que perfectamente él podría darse cuenta.

La rubia al percatarse, notó que este traía una sopa. ¿Desde cuándo era tan atento? Edea siempre se preguntaba lo mismo cada vez que lo veía, pero al mismo instante, se respondía… él siempre había sido así con ella.

A veces ella no podía evitar sentirse un poco culpable, Ringabel siempre había sido atento y el único que la miraba con unos ojos de amor y protección. Pero ella no estaba capacitada para amar a nadie, aunque sí su corazón lo amaba solamente a él. ¿Pero cómo amarlo? ¿Cómo hacer aquello? Era difícil, pero no quería que se alejase, ese era el gran temor que tenía Edea, inclusive muchas veces soñaba que él se iba y la dejaba sola, pero siempre despertaba con un beso en la frente, sus sueños siempre cambiaban a un final feliz con él. ¿Aunque que era sueño, y que era verdad? Aún no se lo respondía ella misma, era curiosa la situación.

Al ver la sopa, sonrió. —¿M-Me trajiste una sopa? Que atento eres, no hacía falta —Aunque al decir verdad, sí hacía falta, así que ella se levantó de donde estaba apoyada y se dirigió hacia donde estaba él, pero ella no se percató de algo. Estaba tambaleando.

<< ¿Por qué me está pasando esto ahora? No puede ser… >> El rostro de Edea cada vez se hacía más rojo y comenzaba a traspirar, mientras que intentaba mantener el equilibrio. —Creo, que estoy un poco cansada… —Admitió, aunque quizás era una seudo mentira. Mientras que se sentó de golpe en la cama, no quería caerse y preocupar a Ringabel por sus malos cuidados, porque sí, Edea era terca y no se cuidaba muy bien.

▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬




avatar
Mensajes :
20

Fecha de inscripción :
08/09/2016

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Ok, aceptaré. [Presente/Ringabel]

Mensaje por Ringabel el Lun Sep 19, 2016 10:46 pm

En cierta forma me encontraba emocionado por la llamada de Edea, pues aunque sabia que en cualquier momento lo haría ya que su condición no se hallaba del todo bien, deseaba verla y estar allí para ella. Realmente siempre fue así, y no pretendía cambiarlo, mi amor hacia ella en verdad que me hacia hacer mas estupideces de las de costumbre. Aún así, conocía sus sentimientos y he sido capaz de notar que ella no es capaz de sentir lo mismo por mi, y que el amor que tanto yo anhelo es simplemente un incrédulo sueño de un pobre e insignificante plebeyo. Ante sus ojos, al menos en lo mas profundo de ellos, estaba seguro que solo eso reflejaban de mí.

Allí estaba ella, parada frente a la ventana, aunque algo pálida seguía estando hermosa, sus cabellos algo despeinados y sus ojos cansados aún seguía siendo preciosa ante mis ojos. Me quedé inmóvil por unos instantes mientras ella me observaba y percibía que había llegado. No era capaz de dejarle de ver sus labios mientras éstos no dejaban de hablar, mientras que una suave y delgada voz intentaba espetar palabras con dificultad. - Milady.. el placer es mio.. pero en estos momentos debe descansar.. yo..- Fue entonces que noté su rostro.. estaba rojizo y no era algo normal en ella eso, ¿Acaso su enfermedad habrá empeorado? Fue cuando me acerqué a ella para verificarlo, pero no podía hacer nada.. ella aún hablaba y para nada deseaba ser descortés.

Cada vez que la observaba recordaba esos bellos momentos que pasábamos juntos de pequeños, cuando ambos no llevábamos responsabilidades.. cuando ambos pasábamos largos días e interminables noches juntos a veces jugando otras tantas contándonos historias de terror. Extrañaba con gran desmedida aquellos tiempos. A decir verdad no sabría decir desde cuando todo cambió.. tal vez con los años ella simplemente dejó de lado las niñerías, pues era obvio que ella había madurado antes que yo.. aunque aún no creo haber pasado por esa etapa a decir verdad... olvidando todos aquellos momentos y dejándolos detrás.

- Oh.. ¿Esto?... En verdad no es nada.. simplemente quiero verla bien y fuerte otra vez, como es de costumbre usted Edea-Sama..- En ese instante me quedé tieso del miedo al ver que su Edea no se veía para nada bien, con dificultades al caminar y con el rostro completamente rojo, asemejándose bastante al de un tomate... algo cómico de hecho. Pero no podía bromear en esos momentos, tenia que estar allí y ayudarla a dar cada paso y lograr ponerse de pie una vez mas. - Debe descansar... Aunque primero vamos a tomar un poco de esta rica sopa ¿Le parece?.- Dije con una pequeña sonrisa, tratando de ocultar un poco la preocupación que llevaba encima, tomándola de la mano para que no se cayera. Una vez que se vi a Edea sobre la cama dejé sobre su mesa de luz el plato de sopa para así lograr ayudarla a meterse en la cama, cargando a la rubia unos pocos centímetros y una vez que se hallara cubierta por sabanas, la arroparía. Junto a ella me sentaría, con el plato en la mano y justo a tiempo para la hora del almuerzo... Aunque no, realmente era bastante tarde. - Hoy usted será mi degustadora de platillos.. y yo su camarero ¿Si?... hoy comeremos una deliciosa sopa de pollo servida por la inigualable Marg... Es una excelente chef.. aunque no es tan buena como yo..- Dije de forma sarcástica, intentando dibujarle al menos una pequeña sonrisa, tomando con la diestra la cuchara, dispuesto a darle de comer a la pequeña rubia. - Acá viene el avión... - Lentamente acercaba la cuchara hacia su boca, haciendo extraños y confusos sonidos de avión.

▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬



Nuestros Corazones

Se entrelazarán en una apasionada melodía de amor


avatar
Mensajes :
13

Fecha de inscripción :
09/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ok, aceptaré. [Presente/Ringabel]

Mensaje por Edea Lee el Lun Sep 19, 2016 11:05 pm

Sentimientos, emociones, formas de ver la vida, valentía… eran muchas emociones y también cosas que pasaban en la cabeza de la pobre, y al mismo tiempo enferma mujer de cabellera rubia y un tanto desordenada. Edea siempre había sido tan terca (prácticamente en toda su vida había sido terca) y no se cuidó lo suficientemente bien como para mantenerse en un estado de salud óptimo, siempre arriesgándose y su obstinación para mejorarse muchas veces la llevaba a todo lo contrario, a ser una pobre y enfermiza chica que tenían que estar cuidado, algo que en cierta manera le desagradaba dado a que no le gustaba que la viesen débil, pero por otra parte, disfrutaba de estos momentos en donde Ringabel la cuidaba y la trataba como nunca antes nadie lo había hecho.

Su cuerpo estaba tan débil por aquella extraña enfermedad que al parecer había empeorado, que no tenía la fuerza necesaria como para alejarse, sobre todo cuando el propio de Ringabel se encargaba de ayudarla y cargarla para arroparla en sus suaves sábanas y acostarla en el cómodo colchón de la alcoba de la rubia. Seguramente sí Edea se encontrase de mejor salud, sería la primera en saltar y alegarle sobre lo que él mismo estaba haciendo, pero en estos momentos no lo era, estaba débil y sin fuerzas, mientras que se dejaba querer por él, el único que siempre había estado cuidándola y queriéndola por siempre, desde que ambos eran tan sólo unos pequeños y dulces niños.

Pero aun así, Edea se mantenía consiente de sus actos y lo que él contrario estaba haciendo. Mientras que por otra parte, algo en ella estaba despertando en estos momentos así que comenzaba a sonreír, de lo agradecida que estaba de poder tener a alguien como él a su lado, un protector, un amigo… un… No habían palabras para poder describirlo a él, simplemente… era él.

—No cabe en duda que Marg es una excelente chef, pero… —dijo ella con una sonrisa en el rostro, mientras que lo miraba fijamente con aquel rostro tal cual tomate fuese — A mí también me gustan mucho tus platos, Ringabelu, así que si puedes… quiero que tú seas mi cocinero. Estaré feliz de degustar todos tus platillos.

La siguiente situación claramente la sorprendió, de hecho, Edea no se lo esperaba para nada. Ringabel estaba predispuesto a darle comida en la boca, mientras que ella se notaba claramente lo apenada que estaba, una cosa era el rojo de la fiebre, pero el otro era el de sus mejillas de lo avergonzada que estaba, así que haciendo un puchero (cosa que era inevitable, dado a que ella muchas veces era un poco arisca con las muestras de cariño) abrió lentamente sus labios, preparada para tomar el sorbo de la sopa, mientras que su mano tomaría la mano que estaba libre de Ringabel. —L-Lo haré sólo porque me lo pides tú, Ringabel. Y… antes, quiero que sólo me digas Edea, por favor. —Finalizó sus palabras con una sonrisa, mientras que cerraba los ojos, predispuesta a tomar la rica sopa de pollo preparada por la talentosa de Marg, que el amable, fiel y atento caballero, que al mismo tiempo era su amigo, le había traído con el fin de hacerla sentir un poco mejor.

▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬




avatar
Mensajes :
20

Fecha de inscripción :
08/09/2016

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Ok, aceptaré. [Presente/Ringabel]

Mensaje por Ringabel el Sáb Sep 24, 2016 1:59 am

Poco a poco mis mejillas comenzaron a tornarse un tanto rojizas, mientras que reposaba la mirada sobre la hermosa Edea y al mismo tiempo que llevaba aquella pequeña cuchara de plata hacia su boca. La situación se tornaban un tanto trillada, aún así agradable, incomoda en cierto punto pero en todo momento algo tierna. Pues deseaba estar allí, junto a ella, apoyándola en los momentos difíciles que se hallaba atravesando. Y aunque solo se tratase de un mero resfriado, mi preocupación en esos instantes era extrañamente peculiar y desmedida. Necesitaba saber que lograría recuperarse.

-..En verdad me alegro que te gusten, Edea-Sama... Será un honor servirle, usted sabe que siempre voy a estar allí para hacer todo lo que usted necesite..- Decía sin dejar de repetir las mismas acciones; agarrar un poco de sopa con la cuchara, soplar un poco para que la misma no esté caliente y llevarla a la pequeña boca de la bella rubia. Era realmente adorable, tan pequeña y delicada, recubierta entre todas aquellas fracasadas, me generaba en cierto punto ternura, pintando así una encantadora sonrisa sobre mi rostro. De alguna extraña manera me hacía recordar el pasado, a cuando eramos tan solo unos pequeños, volvían a mi mente ciertos recuerdos de a una pequeña y ruidosa niña de cabellos dorados a la cual nunca mas dejaría de amar. - Oh.. De acuerdo, me parece justo... aunque, en ese caso, tu me podrías llamar Sir Ringabel... o tal vez Lord?.. no lo sé.. no me decido realmente....- Un renombre sin igual al cual desde pequeño deseaba llevar, ser un Caballero no hay un sueño que deseara mas... ademas del de lograr ganarme un beso de aquella rubia. Por unos segundos comencé a pensar en ello, dejando de lado el panorama que atravesaba junto a Edea, hasta que desperté de mi heroica y ridícula fantasía que se atravesaba por mi cabeza; con maravillosos dragones, una fantástica y reluciente armadura y una preciosa princesa de dorados cabellos en peligro; y entonces reaccioné, volviendo una vez mas a la escena y al mundo real. - *jeje*..En realidad eso no importa.. solo me importas tú Edea... y voy a hacer todo lo que pueda para que mejores. - Dije sin quitar la mirada de sus cristalinos ojos, tomando de su delicada mano con aquella que antes maniobraba el platinado avión sin alas y con una felina sonrisa le daría una pequeña caricia, intentando demostrar cuanto ella me importaba. Un gesto bastante burdo e insignificante pero ¿Que podía hacer? Tan solo era su protector.

▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬



Nuestros Corazones

Se entrelazarán en una apasionada melodía de amor


avatar
Mensajes :
13

Fecha de inscripción :
09/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ok, aceptaré. [Presente/Ringabel]

Mensaje por Edea Lee el Sáb Sep 24, 2016 10:02 pm

¿Cómo se podían manejar aquellos sentimientos que sentía en estos momentos Edea? Era una pregunta que no tenía una respuesta, o al menos eso era lo que la misma mujer rubia creía. Era difícil para ella el poder manejarlos y sobre todo, el saber cómo afrontarlos. Tenía mucho temor del que dirán, sobre todo, de lo que diría el mismo dado a que ella siempre lo había estado rechazando una tras otra, de todos los intentos que el mismo daba o intentaba por ella. ¿Pero qué pasaba si algún día este terminaba por aburrirse y se iba? Era el mayor miedo que tenía en estos momentos Edea, algo que tenía muy en mente, sobre todo ahora, que las cosas eran muy difíciles para todos, inclusive para ella y también para él.

Edea se sentía enormemente sonrojada por la situación que estaba pasando en estos momentos. Era tan dulce y delicado Ringabel para darle la sopa en la boca, que ella simplemente se dejaba y hacía todo lo que el mismo pedía. —Mrgrgr… Q-Quiero que este sea nuestro secreto. N-No quiero que Marg sepa que me diste de comer… —Fue lo último que pidió la rubia, mientras que seguía comiendo cual niña mimada fuese, mientras que estaba sonrojada, un tanto por la fiebre, como al mismo tiempo por lo avergonzada que estaba al estar en una situación casi romántica/cómica con Ringabel.

Luego de la petición que le hizo Edea, este contestó que quería ser llamado ‘Sir Ringabel’ o ‘Lord Ringabel’ algo que le causó muchísima ternura, y al mismo tiempo, una pequeña gracia. —D-De acuerdo, Sir Ringabe…l —Edea estaba bastante avergonzada por lo que le estaba diciendo, mientras que le sonreía a medida que hablaba y le decía aquello. ¿Le causaría ternura? Dado a que la misma Edea lo había dicho de una manera tan inocente y pura, que posiblemente Ringabel se burlaría de ella, es más, no quería que la viese tan débil e indefensa, ante los cuidados del hombre que para ella, era el más importante de su vida.

—¿Y-Yo sólo te importo…? —dijo la rubia, bastante apenada y con el corazón latiendo muy fuerte. —Q-Qué egoísta de tu parte… ¿Y la gente de acá? ¿N-No te importa?

Quería desviar un poco la atención la rubia. Pero le era bastante difícil, sobre todo con todo lo que estaba pasando entre los dos en estos momentos. Pero ya no podía seguir escondiéndose y ni mucho menos dejar de lado sus sentimientos. Por eso mismo, respondió. —A mí también solo me importas tú, S-Sir Ringabel… —Dijo bastante bajito, mientras que bajaba su rostro de lo apenada que estaba. ¿¡Qué estaba diciendo!? Quizás se estaba dejando llevar por la fiebre, u algo… Pero estaba feliz, con tal que él lo sepa. —P-Por ti… Es que tengo una motivación para levantarme día tras día… —Confesó, mientras que estaba mirando a todos lados. Mientras que se mantenía tranquila, aunque muy apenada.

Pero de un momento a otro, se cortaba la luz en la mansión. Mientras que una tormenta de nieve asechaba al hogar en donde estaban, cosa que Edea recordó algo. Le temía muchísimo a la oscuridad, cosa que tras terminarse la sopa, se tapó entre las sabanas. Pero tenía que ser fuerte… ¡No podía temerle a algo tan de poca importancia como esto! Aunque, no estaba sola… Tenía a Ringabel a su lado. —N-N-No m-me d-d-dejes sola… ¡¡P-Por favor!! S-Soy valiente… Lo soy… L-L-Lo soy… —Tiritaba al hablar Edea, pero fue lo único que alcanzaba a decir.

▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬




avatar
Mensajes :
20

Fecha de inscripción :
08/09/2016

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Ok, aceptaré. [Presente/Ringabel]

Mensaje por Ringabel el Miér Sep 28, 2016 12:28 am

¿Qué es lo que pensarían el resto de personas sobre aquellos sentimientos que llevaba dentro del joven rubio? En realidad no le importaban en lo as mínimo sus opiniones, podrían decir, pensar o exclamar cualquier cosa pero aún así él la seguiría amando. Su marchito corazón no tendría otro cobijo más que el calor y protección de Edea le podía brindar. Aún así ella no le interesase o le rechazase, él seguiría allí rasguñando la fría coraza de la rubia, intentando abrirse paso ante su cálido cariño. Aunque han existido días grises y taciturnos, en los que  la tristeza intentaba arrastrarlo hacia la soledad y la desesperanza. Días en los que el pobre Ringabel solo intentaba seguir adelante y tratar de olvidar, pero aún así era incapaz, cayendo una y otra vez en aquél mismo hueco oscuro del cual no lograba escapar. Una historia sin final, que trataba abandonar y que al ver su tierno y hermoso rostro no dejaba de amar.

- No te preocupes.. Te lo juro por mi honor que nadie sabrá esto..- Decía al mismo tiempo que con su mano libre hacia una cruz sobre su pecho, sellando así su pequeño pacto, un juramento el cual ningún digno caballero debía romper. Luego de eso tomaría una vez mas la pequeña cuchara de plata para seguir alimentando a la pequeña y debilitada muchacha. ¿Estará bien? Me preguntaba, pues al ver su rostro el rojo se alzaba al igual que mi inquietud. - ¿Está bien Edea?.. La veo demasiado colorada.. ¿No tiene frío o no necesita algo?...- Solo deseaba cuidarla.

A decir verdad había dicho algo sumamente impropio de mi parte, un mero escudero no debía decir aquel tipo de cosas, mucho menos a una princesa y la hija de su protector... Aún así fuese cierto. -.. S-Si.. Solo tú..- Murmuraría, dejando su mirada baja postrada sobre aquel acolchonado manto. Al menos hasta oír aquellas dulces palabras que lo harían sonrojar un poco. Acaso ¿Yo le atraía?, eso era imposible.. hace no mucho tiempo que me había rechazado, debía de estar divagando... sí seguramente era eso, la fiebre le estaba afectando severamente. -... ¿Acaso tu..- Decía mientras dirigía su mirada hacia sus celestiales ojos, tras lograr escuchar sus últimos susurros, al mismo tiempo que dejaba aquél plato sobre la mesa de luz que se hallaba al lado de la gigantesca cama; su débil corazón latía como nunca antes, vivaz y enérgico, ardiendo lentamente en una llamarada de irresistible amor. Cuando de pronto la luces cayeron y la oscuridad inundó la habitación de los gemidos y alaridos de la indefensa muchacha. - Oye no te pongas así.. nunca te voy a dejar...- Susurró, mientras que se acurrucaba a un lado de la rubia, metiéndose dentro de cada una de las abultadas cobijas que recubrían a la rubia. - Es solo oscuridad.. no va a pasar nada..- Seguía murmurando, tratando de reconfortar a la joven envolviéndola entre sus brazos.

▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬



Nuestros Corazones

Se entrelazarán en una apasionada melodía de amor


avatar
Mensajes :
13

Fecha de inscripción :
09/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ok, aceptaré. [Presente/Ringabel]

Mensaje por Edea Lee el Miér Sep 28, 2016 12:57 am

¿Por qué él tenía que ser tan especial? ¿Por qué cada palabra dicha por aquellos tersos y masculinos labios de Ringabel tenían que hacerla caer como abeja a la miel? Aquello no lo entendía ella, ni mucho menos sabía qué hacer para poder entenderlo. Era difícil, muy difícil, pero tampoco podía hacer mucho. Las palabras de Ringabel siempre eran dichas con mucho amor, y recalcando, de ese amor sincero, de ese amor que hace mucho tiempo se había extinguido en el mundo. Algo que muchas veces Edea no comprendía y ni mucho menos sabía cómo abordarlo, pero actualmente, estaba ella entendiendo un poco mejor las cosas. Algo que sinceramente agradecía sentir, y ahora mismo se trataba como ‘estúpida’ a ella misma, por el mero hecho de ver algo antes que era sumamente diferente a lo que es ahora. Una declaración de un amante del amor.

Al estar escuchándolo, Edea estaba mirando y también sentía como su corazón palpitaba cada vez a cada una de las palabras de amor de Ringabel. Sabía que aquellas frases llenas de cariño y también de preocupación por parte de él, hacia ella, eran sinceras. Algo que la misma Edea muchas veces no lograba a entender o al mismo tiempo, comprender. Debido a que siempre había estado casi prácticamente sola, sin nadie y sin mucho menos, alguien que realmente la entienda. Solo estaba él, su amado Ringabel.

—R-Ringabel… —Exclamó Edea muy asustada por lo que estaba sucediendo. La oscuridad y al mismo tiempo, aquellos relámpagos que sucumbían la habitación le daba muchísimo miedo. De todas las cosas que podían existir en el mundo, ella era muy valiente… Excepto cuando se trataba de oscuridad y relámpagos.

Pero sin darse cuenta, su corazón palpitó muy fuerte y su miedo se esfumó. Ringabel se acostaría a su lado y la abrazaría fuertemente, protegiéndola entre sus brazos. La rubia se sonrojó fuertemente, pero no le disgustó. —Gracias… por estar conmigo ahora. Contigo no tengo miedo, contigo… puedo ser valiente… —Aquellas palabras eran llenas de amor y también de cariño, no obstante, estaba muy contenta con todo lo que estaba pasando, mientras que entrelazaba sus brazos con los de él y lo abrazaba de la misma manera, gentil y protectora que él mismo le hacía.

Edea se apegaría fuertemente a su pecho, mientras que decidió dar un paso al frente. Sabía que nunca podría esconderlo y ni mucho menos demostrar algo que realmente no era así. Sus sentimientos por él crecían cada vez más, mientras que a pesar que de seguro Ringabel estaría incrédulo a sus palabras, ella quería demostrar lo contrario. —R-Ringabel… —Dijo, intentando sonar calmada, pero no pudo evitar sollozar un poco. —Perdóname, sé que tú… te has esforzado mucho por mí y me has demostrado que tus sentimientos son verdaderos. Pero yo, infantilmente los rechazaba por temor a lo que era estar enamorada. —Exclamaba, explicándole de manera lo más honesta posible lo que ella sentía y también, como había intentado abordarlo desde el momento. Era todo muy difícil, algo que no podía manejar muy bien.

—Hui por el temor de ser lastimada, o de lastimarte a ti… Que es lo que menos quiero —Dijo, mientras que se alejaba un poco para mirar a sus cristalinos ojos, que a pesar de la noche, la pequeña luz nocturna los iluminaba de una manera preciosa. —No sé lo que es amar… Pero si sentir que mi corazón se activa cada vez que estoy a tu lado, quiero sentirlo todos y cada uno de mis días… Ringabel, yo… te quiero muchísimo.

Sabía que aquellas palabras eran insuficientes. Por eso mismo debía de tener mucha valentía para decir lo siguiente, él siempre se lo dijo, mientras que cerrando los ojos, lo dijo de manera fuerte. —¡Te amo Ringabel! D-Déjame estar a tu cuidado… —No deliró ni mucho menos, era el único momento en el que Edea era verdaderamente honesta.  

▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬




avatar
Mensajes :
20

Fecha de inscripción :
08/09/2016

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Ok, aceptaré. [Presente/Ringabel]

Mensaje por Ringabel el Miér Oct 05, 2016 9:49 pm

Recostado, algo sudoroso y cansado, se sujetaba de ella con afecto, Edea, la hermosa damisela a la que había amado desde pequeño. El amor recorría todo su cuerpo hasta llegar a su cristalino corazón, bombeaba a gran velocidad y furia, tanto era así que el joven rubio sentía que se le escaparía de su pecho con un fuerte y penetrante disparo hacia aquella oscura habitación. La negrura los rodeaba, inundando al par de incertidumbre y pasión que lentamente resguardaba un simple momento de amor. La tormenta seguía su fuerte diluvio fuera de la mansión, dando estruendosos rugidos que azotaban los cielos daban pie a pequeños instantes de silencio.

-..No temas..- Susurraba mientras la observaba, llevando mi diestra hacia su mano y sujetándola firmemente aunque con sutileza. Era capaz de ver claramente ahora, en la oscuridad podía sentir su mirada, sus latidos, aquel pequeño tintineo que daba su voz cuando se hallaba asustada o tal vez tímida. ¿Tal vez era hora? No era capaz de razonar con claridad en esos momentos, pues sin mas ella estaba allí... junto a mi... un momento que desearía que durara para toda la vida. -... Tu eres valiente, tu eres fuerte.. incluso mas que yo... yo solo soy capaz de encontrar valentía al ver tus ojos, Edea...-

De pronto las palabras surgieron de entre sus exquisitos y tersos labios, palabras de un amor que se me había rechazado junto con un lamento de profundo corazón. Yo la entendía, no podía culparla, pues qué era yo mas que un simple plebeyo, un mero súbdito con sueños de ridículo amor. Fue entonces que escuché sus ultimas palabras.. me amaba.. todo este tiempo me ha amado. Una llama en mi interior incendiaba con furia y pasión, una llamarada de pura felicidad que encendería mi espíritu y se reflejaría a travez de mis ojos. Mi diestra soltó su mano, acariciando lentamente su brazo hasta hallar su pequeño y suave mentón, el cual, con un pequeño mimo movería aquellos pequeños cabellos dorados que le cubrían su precioso rostro. -.. Yo también te amo.. siempre te he amado.. y siempre te amaré..- Murmuraría al acercarme lentamente hacia sus dulces labios con seguridad y delicadeza, reposando mi mirada en ellos mi corazón de pronto se detuvo por un instante, congelando aquella escena que tanto había deseado. Un apasionante beso, algo húmedo, y lleno de toda la ternura y la dulzura que le podía brindar a la hermosa de Edea.

▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬



Nuestros Corazones

Se entrelazarán en una apasionada melodía de amor


avatar
Mensajes :
13

Fecha de inscripción :
09/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ok, aceptaré. [Presente/Ringabel]

Mensaje por Edea Lee el Mar Oct 25, 2016 2:00 am

Aquella llamarada de amor y pasión que despertaban aquellos jóvenes amantes realmente era grande ¡E inclusive una de las más grandes cosas que ella misma había hecho por mucho tiempo! Edea siempre reprimió el amor que sentía por Ringabel por no saber cómo actuar y ni mucho menos como abordarlo, estaba bastante asustada y al mismo tiempo muy confusa por todo lo que ocurría. No sabía cómo corresponder a esas constantes formas de poder enloquecer a Edea del hombre, aquel bandido del amor que siempre se esforzó por la felicidad de ella. Edea recién en estos momentos lo había comprendido ¡Y lo había aceptado! Su felicidad estaba escrita en un solo nombre: Ringabel.

Estaba asustada por el clima de porquería que había en el día. Pero estaba contenta por poder estar, en una escena quizás muy especial, en los brazos de su amado y adorado Ringabel. ¿Así se sentía estar enamorada? Edea no comprendía aquellos sentimientos que estaban pasando en estos momentos, pero estaba muy contenta por todo lo que estaba ocurriéndole tanto a ella como a él en estos momentos. El hecho de estar enamorada había despertado nuevas cosas en ella, por eso mismo estaba muy entusiasmada por la idea de ser la novia de Ringabel. Quería sentir más veces aquellas emociones que despertaban en aquel corazón inocente, valiente y puro.

Sus ojos reflejaban lo enamorada que estaba, mientras que al sentir la respiración de Ringabel en su rostro comprendía lo que estaba pasando. Él, con aquellos tersos y sedosos labios, sellaría aquel pacto con un beso tierno, lleno de pasión y lujuria, para poder corresponder a los sentimientos de la mujer.

Ella, no quedando ajena a lo que estaba pasando, estaba muy contenta. Muy feliz por lo que estaba pasando, mientras que estaba besando tiernamente a quien era su amado, su hombre, su caballero, su protector, su todo. Estaba bastante enamorada como para dejarlo ir, mientras que abrazaba fuertemente la espalda del hombre y lo unía más a ella. Estaba muy contenta, muy feliz por lo que pasaba.

Tras separarse un momento, ella sonreiría con unas pequeñas lágrimas en el rostro, al saber que era correspondida. —Yo siempre te amaré, Ringabel… No dejaré que nadie nos separe. — Agregó, mientras que sellaba de nueva cuenta, el mismo beso, pero que ahora mismo lo daba ella. Lleno de amor y locura, por alguien que siempre había estado para ella en todo momento.

▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬




avatar
Mensajes :
20

Fecha de inscripción :
08/09/2016

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: Ok, aceptaré. [Presente/Ringabel]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.